Policía descubrió que el niño no quería vivir en su casa y le compró una cama y un televisor

July 4, 2018 12:14 By Fabiosa

El policía Gaetano Acerra descubre las condiciones de vivienda del niño y su familia, y decide reunir artículos para ayudarlos a mejorar su estilo de vida.

En el año 2014, el policía Acerra recibió una llamada desesperada de un niño de 13 años llamado Cameron Simmons. Este niño manifestó al policía que estaba molesto por sus condiciones de vivienda, por los problemas con su madre, y dijo querer huir de su casa y de esta situación, informa WISTV.

El policía respondió inmediatamente la llamada, preocupado por esta situación.

Este le manifiesta al niño: “Lo tienes bien, tienes un techo sobre tu cabeza, trataré de ayudarte, aquí estamos ahora”.

Este policía entendió la gravedad del asunto cuando entró a la casa de este muchacho y vio sus condiciones de vivienda.

En su casa, el niño no tenía los muebles necesarios dentro de un dormitorio. Su cama era un colchón inflable que estaba averiado, y se desinflaba mientras este dormía en las noches.

“Mi corazón se enamoró de él”, dijo el policía. “Pensé que las pequeñas cosas que él necesitaba podía dárselas, para hacerlo un niño más felíz”.

Su intención realmente era que este niño tan bueno y noble dejara de pasar necesidades y tuviera una vida mejor.

Unas semanas después de lo ocurrido, el policía Acerra se presentó en la casa del niño con muchos regalos para él y su familia.

En el camión había camas, televisión, silla, un sistema de juego de Wii que le donaron para su casa, entre otras cosas que mencionó el policía.

Simmons, al ver este acto tan gentil del policía, estaba muy agradecido con Acerra, porque ya no iba a tener dolor de espalda en las noches por su nueva cama.

Mira más detalles de este acto de bondad del oficial Acerra:

Acerra manifestó no haberle regalado esto para llamar la atención o hacerle publicidad a los productos, sino porque realmente se conmovió con la historia de este pequeño, que quiso ayudarlo a salir adelante, además de explicar que en sus manos estaba hacerlo. Para el oficial, esto es lo correcto.

Además, el oficial incita a muchas personas a hacer este tipo de obras de caridad, ya que a muchas personas les sobra dinero, y no está de más, nunca, ayudar a una persona que no lo tiene y que lo necesita.

Acerra y el niño de 13 años se hicieron amigos después de este acto de bondad. Incluso, el policía dejó su número de teléfono a Simmons y le dijo que si en cualquier momento necesita de su ayuda, que no dudara en llamarlo.

Acerra dice que no quiere detenerse ahí, que quiere seguir ayudando a este muchacho, intentando llevar objetos que lo ayuden a sentirse más cómodo en su hogar, como una cómoda o un espejo.

Acerra hizo correr la voz acerca de la situación de este pequeño, y, según lo comenta el Departamento de Policía de Sumter, el oficial recibió distintas llamadas de personas que también estaban interesadas por ayudar a Simmons y a su familia.