Ñino víctima de bullying perdió ojo debido a que compañero de clase le arrojó pasador

June 11, 2018 00:09 By Fabiosa

Los padres piden que, tanto la dirección como los papás del adolescente que cometió la agresión, cubran los gastos médicos por el tratamiento que su hijo necesita.

Según información de El Diario Mexicano, un niño, víctima de bullying, perdió un ojo, luego que uno de sus compañeros de escuela le arrojara un pasador para el cabello.

El menor de 12 años sufrió esa lesión el pasado viernes 18 de mayo cuando se encontraba en el interior de la Escuela Secundaria Niños Héroes de Chapultepec, en la inspectoría de San Vicente Ferrer, situada en la junta auxiliar de San Nicolás Tetitzintla, en Tehuacán, Puebla, en México.

La mañana de ese día, el estudiante identificado como Edgar Saúl, estaba siendo molestado y agredido por un grupo de compañeros.

De acuerdo con la versión que dieron Esperanza Diego Vázquez y Eulogio Hernández, padres del menor, su hijo estaba en la institución cerca de su agresor, quien le arrojó el pasador con la liga, haciendo blanco en su ojo izquierdo y perforándolo.

El menor fue al baño y unas personas se dieron cuenta de que le pasaba algo. Luego, lo llevaron a la dirección de la institución educativa.

Tras esto, el director de la escuela habría dado la orden de que lo llevaran a su casa, sin preguntar por lo ocurrido ni por los responsables, ocasionando con esto que no tuviera una atención inmediata.

Los padres del menor lo llevaron al médico y éste les dijo que el niño iba a perder el ojo debido a que el pasador perforó y reventó el globo ocular. La mañana del pasado 30 de mayo la familia informó del caso a las autoridades municipales.

El responsable fue expulsado de la escuela y se dijo que pagaría la primera consulta de no más de 3 mil pesos.

Pero la familia exigió la intervención de las autoridades de la escuela para llevar al afectado con un especialista, pues acusaron que no actuaron de manera inmediata, según Periodicocentral.mx.

Piden que, tanto la dirección como los papás del adolescente que cometió la agresión, cubran los gastos médicos por el tratamiento que Edgar Saúl necesita por concepto de atención médica, ya que ellos son de escasos recursos y no cuentan con el dinero necesario.