Mujer rompe en llanto tras ser avergonzada y rechazada en peluquería por su enfermedad invisible

September 4, 2018 16:49 By Fabiosa

Era un día caluroso en California cuando Jeniffer Dreyer Brown decidió que quería irse a hacer las uñas de las manos y los pies.

Dreyer Brown iba a Happy Nails constantemente, pero en esta oportunidad, fue discriminada y luego rechazada por las trabajadoras, debido a unas marcas en su piel.

La mujer de 47 años publicó un testimonio emocional a través de su cuenta de Facebook, que detalla el incidente sucedido el pasado 6 de julio.

Ese día, Brown dijo que las temperaturas alcanzaron más de 37 grados Celsius, causando que sus cicatrices del lupus que sufre se brotaran.

El lupus es una enfermedad autoinmune no contagiosa que Brown dijo que ha sufrido durante 15 años. Según la Lupus Foundation of America, se sabe que los rayos ultravioletas del sol empeoran los síntomas de quienes padecen esta afección.

Entonces cuando entró al salón de belleza de Laguna Niguel para pedir que le hicieran manicure y pedicura, jamás pensó que la empleada haría comentarios sobre su piel inflamada, pero así fue.

La manicurista indicó que no podría atenderla, pero cuando Jeniffer quiso saber la razón, la trabajadora le dio varias excusas, hasta que presuntamente admitió que era por su piel.

"La gente me juzga porque tengo lupus y mi piel se brota", dijo entre lágrimas. "Nunca me he sentido más leprosa o más juzgada en el Condado de Orange".

En su video también dijo que le dijo a la manicurista que no había nada malo con sus manos, pero que ella solo le ofreció pintarlas y limarlas, más nada.

Asimismo, afirmó que jamás pondría un pie en ese lugar de nuevo.

El clip de Dreyer Bown ha sido compartido más de 900 veces, comentado más de 1.200 veces y ha causado casi 2.000 reacciones en Facebook. Aquí te lo mostramos:

Según Fox La, Scott Wellman, el abogado corporativo de Happy Nails, dice que las empleadas simplemente trataban de seguir las reglas.

Afirmó que, a pesar de que el Lupus no es contagioso, las trabajadoras pueden no haberlo sabido. Wellman dice que se siente mal por la situación y espera poder compensar a Brown.

Esto nos recuerda a cuando una comediante quedó devastada cuando un guardia de tren la atacó por usar un espacio de discapacitados con su moto especial.

Tanyalee Davis sufre de una forma de enanismo, y no pudo evitar estallar en lágrimas cuando un guardia la "humilló públicamente" en un tren que iba de Plymouth a Londres.

Debido a su condición, Davis usa un scooter para moverse, ya que no puede caminar largas distancias.

Según su declaración, el guardia incluso amenazó con llamar a la policía si no se movía del lugar de discapacitados, cuando ella lo era.

Un portavoz de la compañía ferroviaria confirmó que se está llevando a cabo una investigación, agregó que el incidente "no debería haber sucedido" y se disculpó con Davis.