Médicos no creían que estaba enferma hasta que hallan enfermedad que solo 1 de cada 10 mujeres tiene

May 9, 2018 15:44 By Fabiosa

"Nunca más volveré a preguntarme si está todo en mi cabeza".

Diana Falzone, de 35 años, estaba ocupada en el trabajo como reportera de Fox News un día de febrero de 2016 cuando de repente sintió un dolor punzante en el lado derecho de su abdomen, reseña Good House Keeping.

"Estaba en el trabajo y acababa de grabar una historia sobre el Puppy Bowl (antes del Super Bowl) y junto con este dolor comencé a tener un sangrado abundante y fuerte. No era mi período", recuerda.

El implacable dolor abrasador se volvió tan agonizante que Diana se arrastró a un hospital más tarde esa noche, pero decepcionantemente fue enviada a casa con un diagnóstico de gripe, que simplemente ella no podía creer.

"¿Qué tipo de gripe te hace sangrar?", le preguntó al médico, quien le dijo que no había ningún ginecoobstetra disponible. "Es posible que tengas un desequilibrio hormonal que pueda causar hemorragia, pero dudo que sea algo grave", dijo el médico.

"Sugiero que veas a tu ginecólogo mañana". Y con eso, la envió a casa.

 

Rainy #saturday #night. Happy to be curled up at home. ⭐️🌧

Публикация от Diana Falzone (@dianafalzone)

A la mañana siguiente, llorando en agonía y todavía sangrando, finalmente consiguió una cita con un servicio de ginecología de emergencia, pero el médico allí le dijo exactamente lo mismo: una gripe o un desequilibrio hormonal.

"Si no para de sangrar, tome estas píldoras anticonceptivas", le dijeron. Finalmente, en una cita con un segundo ginecólogo, esta vez una mujer, le hicieron un ecosonograma en el útero y la médico quedó boquiabierta.

"¿Cómo no vieron esto? Aquí hay una masa", le dijo tranquilamente a Falzone, que estaba retorciéndose de dolor en el consultorio.

La ginecóloga le explicó que "algo" estaba atacando su cuerpo y quería hacer una prueba para ver si sus ovarios estaban siendo afectados.

No pasó mucho tiempo antes de que Falzone recibiera la devastadora noticia de que tenía los ovarios de una mujer de 44 años que estaba en la menopausia y, sin embargo, solo tenía 33 años en ese momento.

"Me dijeron que mis posibilidades de quedar embarazada naturalmente serían escasas y que incluso quedar embarazada a través de la fertilización in vitro (FIV) sería muy difícil; todo lo que escuché fue: No vas a ser madre", recuerda Diana.

Ella estaba con el corazón roto. Se sentía tan devastada que apenas escuchó su diagnóstico: tenía una afección llamada endometriosis y necesitaba cirugía para eliminar las lesiones.

"Estaba muy asustada por la infertilidad. Solo quería mejorar para tener un bebé", recuerda.

La endometriosis es una afección en la que el tejido que recubre el útero crece fuera del órgano y se adhiere a otros órganos, como los ovarios y las trompas de Falopio. Nadie sabe todavía qué lo causa, pero se estima que del 6 al 10 por ciento de las mujeres a nivel mundial se ven afectadas.

Falzone era una de esas mujeres, y aunque alrededor del 25 por ciento de las mujeres no tienen síntomas, ahora sufría un dolor constante.

"Era insoportable. Lloraba mientras intentaba dormirme cada noche", dice Diana.

Finalmente, tuvo una cirugía de cuatro horas en marzo de 2016 para curar las lesiones endometriales que cubrían su vejiga, útero y ovarios. "Me desperté y fue un gran alivio", recuerda.

"Los doctores me habían salvado el útero esta vez, pero sabía que la próxima vez no sería tan afortunada. En casos severos, puede ser necesaria una histerectomía", dijo.

Diana se arrastró a trabajar después de diez días y en unos pocos meses se embarcó en una primera ronda de tratamientos de fertilización in vitro y tuvo la suerte de obtener siete óvulos recuperados, que pudo congelar para su futura implantación en el útero.

Falzone pensó que su agonizante experiencia finalmente había terminado, pero lamentablemente, no fue así. Incluso después de que la endometriosis se trata con cirugía, puede reaparecer. Eso es exactamente lo que le sucedió a ella.

Diana no quería creerlo cuando, de repente, la golpeó el mismo dolor punzante en el abdomen en mayo de 2017.

"Mi cirujano tampoco creía que fuera endometriosis nuevamente, así que aguanté durante 3 semanas hasta que comencé a sentir lo que parecían descargas eléctricas que pasaban por mi cuerpo y me puse tan enferma que tuve que volver a cirugía", explica.

Esta vez, la endometriosis se había extendido aún más, cubriendo sus ovarios, útero, vejiga, intestinos y apéndice. La endometriosis en realidad le había causado apendicitis y había fusionado su útero con su vejiga.

Luego, cuando despertó, un grupo de médicos en el hospital le advirtió que tenía aproximadamente tres meses para obtener más óvulos a través de FIV y luego 6 meses para quedar embarazada.

"Sabemos que quieres ser madre y tienes un caso agresivo", le dijeron. Desde el hospital, se puso en contacto con un experto en fertilidad recomendado con gran experiencia en el tratamiento de mujeres como ella, el Dr. Jeffrey Braverman, en Manhattan.

En este momento, ella está embarazada de cinco meses y se siente bien, después de atravesar no solo el infierno de la endometriosis, sino también después de resolver una demanda contra Fox News, por supuesta discriminación de género.

Irónicamente, después de que Falzone escribió una historia para FoxNews.com sobre su lucha contra la endometriosis, alega que fue degradada y le prohibieron aparecer en televisión.

Ahora ella está trabajando en un libro sobre endometriosis e infertilidad y quiere que otras mujeres sepan que existe un tratamiento efectivo para la enfermedad y que con el tratamiento de fertilidad correcto, pueden quedar embarazadas.

"Las mujeres que sufrían de esto en la Edad Media fueron llamadas brujas e histéricas porque estaban en agonía", explica. "No me olvido de las otras mujeres. Me rompe el corazón. Quiero más tratamientos y curas".