Mamá regaña duramente a su hijo frente a toda la universidad, furiosa por todos sus tatuajes

June 11, 2018 00:18 By Fabiosa

Muchos han criticado la manera que esta madre empleó para reprender a su hijo, cuando se acercó a la universidad donde él estudiaba, y terminó dándole tremendo sermón frente a media institución.

El evento se dio en alguna ciudad de Colombia, y se pudo observar a una muy enojada madre pegándole gritos a su hijo que aparentemente tenía tatuajes y piercings.

De acuerdo a lo explica el sitio web El Diario Mexicano,  la mujer fue vista por cientos de estudiantes de la universidad gritándole sin piedad alguna a su hijo, quien claramente se encontraba apenado ante tal  situación.

Lo único que el joven podía hacer era a esperar a que la mujer que le dio la vida -y básicamente todo- se calmara un poco, y que terminara tan enérgico regaño.

Lo impactante fue lo que ella le decía a gritos. Escúchala, a continuación:

“Yo veo que te estás haciendo otro tatuaje y te lo juro que te largás de la casa, te largás de la casa. Y no vas a llorar”, exclamó la señora en un primer momento.

Ella entonces extendió sus reclamos a más de un minuto y le gritó al joven:

“Estás en la casa sin hacer nada, y te gastas la plata y parecés un gamín. Mira como tenés esas orejas. ¡Horrible! ¡Horrible! ¡Horrible! […] ¿Hasta dónde se va a abrir ese hueco?”.

“¡No me diga que baje la voz! ¡Un millón de pesos te pagué esa matrícula, un millón de pesos!”, concluyó y se fue.

Bueno, lo normal en las familias es que los papás ayuden a sus hijos económicamente con lo que sea necesario. Ahora, si este joven va a estar gastándole todo el dinero de su madre para hacerse hoyos en el cuerpo y tatuajes, entonces hay un problema.

Primero se estudia y luego, cuando esa persona pueda tener un trabajo y hacer sus propios ingresos, que haga con su dinero lo que desee. ¿No?

Otros dicen que “los trapos sucios se lavan en la casa” y quizás tienen razón. Pero, de repente la madre ya estaba harta de decírselo puerta adentro, y decidió dar un nuevo paso para ver si el niño caía en cuenta de sus malas acciones.