Joven advierte a todos tras descrubrir que "grano" en su cara resultó ser cáncer mortal

June 5, 2018 15:23 By Fabiosa

Probablemente en más de una ocasión te haya salido un granito en la cara, y lo primero que quieres hacer es eliminarlo pellizcándolo, pero esto podría ser muy peligroso.

Así ocurrió con una joven llamada Marisha Dotson, de 28 años. Ella también pasó por esta situación, pero se dio cuenta que se trataba de algo mucho más grave.

A ella le apareció una espinilla en la punta de la nariz, la cual intentó eliminar pellizcándola. Pero debido a que este grano estaba expuesto a la suciedad del medio ambiente, se infectó y comenzó a crecer conforme pasaba el tiempo. 

"Las espinillas generalmente no se ponen tan grandes", le dijo a TODAY. "Me estaba asustando". La joven decidió acudir al dermatólogo al ver que no lograba deshacerse de la "espinilla".

El doctor le dio antibióticos para tratar lo que él pensó que era una infección. Pero el grano no se redujo. Entonces le hizo algunos exámenes para llegar a una conclusión y cuando tuvo los resultados, le dio una terrible noticia.

 

I have been thinking to myself that I don't like that most of my daily life now is integrated with cancer. I wish I could share other things more often. I am not only this. If you know me, you know I rarely let it dampen my spirits or fun. Some people have to be the ones who open the platform for change, awareness, and support. I can be one of those people. I think about what I can't do right now often, but this is something I can uniquely do that is important. I take the inspiration when I need it, and I want to give the same level of support in return by sharing a fraction of my experience. I've been fighting back everyday for two years, and there is nothing I will be ashamed about for that. I am prepared for another difficult time ahead. It's fine, because of what I know. I could say it's not fair, understatement, but I won't. I could always be waiting for "the light at the end of the tunnel" that may never come. So I won't. Instead, I'm going to use what I do have to work with to find that metaphorical light somewhere deep inside the tunnel. I feel like this week is the closing of a chapter I've been desperate to keep from ending. I don't want to, but come Friday I will. Grief takes many forms. Saying goodbye to something that will never come back is really painful. Letting go is painful. I'm saying goodbye to myself, this version of myself that will be gone forever. Thinking about how I can never be that Marisha again, knowing my face will never be the one I was born with again, knowing I'm losing a piece of identity, can be awful. It was nice knowing that part of me, but I'll turn the tables and work even harder now. I miss two years ago right now. It's too soon to say now, but I may always feel something when I think about who I was before and what I looked like before. As for life after next week with pieces of myself missing, it may take time, but I'm confident I'll find a way to be happy. People may not be there with me by the end. Only those who mean it stay in tough times. That's fine too. I'll accept the grief, pain, and changes. Something I will not accept is utter defeat. I'll keep getting back up and trying with every new day. #survivor

Публикация от Marisha Dotson (@marigorosey)

Marisha tenía carcinoma, un tipo de cáncer muy agresivo e incluso mortal. Los médicos le daban pocas esperanzas de vida debido a que el grano estaba muy avanzado.

"Quedé estupefacta", dijo. "Un minuto estoy bien. Al siguiente, tengo este gran bulto", dijo.

Había infectado gran parte de su nariz. La infección incluso llegó hasta la mandíbula. Entonces la joven decidió entrar al quirófano para que le extirparan el tumor que tenía.

Los cirujanos le quitaron dos tercios del cartílago en la nariz, dejando una gran abertura en su cara. De no hacerlo, el tumor seguiría creciendo.

La operación duró alrededor de 15 horas, y de acuerdo a lo que expone en sus redes sociales, fue muy dolorosa, ya que le tuvieron que poner muchas inyecciones de anestesia en su cara para que pudiera soportar el dolor.

En otro procedimiento, los médicos utilizaron la piel de la frente y el cuero cabelludo para reconstruir su nariz, lo que fue un proceso largo y desafiante.

 

They gave me a flu shot and made me walk around the halls. I think we have finally found a dosage and combination that's going to get my pain level down and vitals stable enough to finally sleep later. Been up for over 3 days now, so fingers crossed! I am still bleeding, mouth sutures are painful and need monitoring, and just having a tough time, but I know my warrior fan club has got my back right now! Great work guys. I love you. If you have any resource or fund raising ideas to cover cancer treatment costs, please feel free to contact me. #needhelp #needfunds #needfundsforcancertreatment #takethatcancer #princesswarrior #cancerprincesswarrior #cancersucks #imafighter #makehospitalgownscute #igotthis #rareskincancer #rarecancerawareness #rarecancer #raisecancerawareness #lovemyfriends 💪💪💪💪😍😍😍😍💗👏👏

Публикация от Marisha Dotson (@marigorosey)

Después de que finalmente sanó, Dotson comenzó a recibir radiación, lo que no pareció mejorar nada. "Fue intenso. Realmente me enfermé y me quemó la cara", dijo a TODAY.

“Podía sentir que había una parte de mi rostro perdido, pero cuando me miraba en el espejo estaba devastada, tenía un agujero enorme donde solía ver mi nariz”, agregó Marisha.

Cuando volvió para hacer revisiones con el médico, le detectaron lesiones cancerígenas debajo de sus ojos y también en su nariz, por lo que tuvo que volver a operarse. Luego, los médicos descubrieron que el cáncer se extendió a su boca.

"Seguía volviendo", dijo. "Hizo metástasis, no solo en la cavidad oral, sino en todo el lado izquierdo del maxilar. Estaba en mis dientes y en el paladar". 

"Tengo una prótesis dental. Es la única forma en que puedo hablar y sin ella tengo una gran cavidad abierta. Tuve que aprender a hablar de nuevo. Todavía tengo problemas para pronunciar la s, r y t", dijo a TODAY.

Aunque a veces Dotson se siente abrumada por su batalla de tres años y la recuperación del cáncer, sintió que era importante crear conciencia sobre el cáncer de piel.

Marisha también cuenta su historia para reforzar su confianza en sí misma. Después de someterse a 30 procedimientos diferentes que cambiaron la cara que conoció durante 25 años, está aprendiendo a aceptar cómo se ve ahora.

"Quiero la vida que tenía antes del cáncer, pero eso nunca va a suceder. Soy una persona diferente", dijo. "No tengo control sobre mi cuerpo, pero aún puedo mantener mi espíritu. Puedo luchar contra eso".

La joven espera que sus experiencias ayuden a otros.