Hombre corta el cabello de mujer desamparada y momentos después ella luce irreconocible

June 27, 2018 16:32 By Fabiosa

Un hombre de San Francisco se está encargando de ayudar a quienes están en la miseria, aún cuando estos no tienen vivienda.

Todos en algún momento de nuestra vida pasamos por situaciones que pueden ser buenas o malas. Un día tenemos el mejor empleo de nuestra vida, con el mejor sueldo y la mejor vida, pero al día siguiente podemos perderlo todo, nuestro trabajo, nuestro hogar.

A veces creemos que podemos confiar en lo que tenemos, pero siempre debemos tener un plan B en nuestra vida por si algo nos sale mal.

No nos alcanzamos a imaginar que seríamos de nosotros mismos sin lo que tenemos en el momento. Por ejemplo, cómo podremos quedarnos de sin casa después de que en algún momento ya teníamos una.

Pues bien, J.C. Pearson no tiene hogar. En algún momento de su vida fue un exitoso peluquero, pero ahora vive en las calles con su perro Lucky. Pearson puede que haya perdido todo, pero no perdió ni a su perro ni su talento.

A veces creemos que perdemos todo en la vida y que ya no nos queda nada, pero no es así. Este talento que le quedó es lo que hoy en día está usando para llegar a otras personas que tampoco tienen hogar como él, quienes también viven en un ambiente de desesperación y depresión.

Pearson les corta el pelo, los deja como nuevos, y aunque pueda que esto parezca simple o una tarea fácil, es algo que no solamente lo ayuda a él a reforzar su talento sino que además, ayuda a estas otras personas a sentirse con buena autoestima y orgullo.

Pearson dice que a quien él le hace sus cortes de pelo, es una persona antes de verse en el espejo y otra persona después del cambio extremo. Ya deja de ser una persona abandonada, como se consideraba que era cuando estaba en la indigencia.

“¿Por qué les corto el pelo? Porque creo que si te ves mejor y te sientes mejor contigo mismo, te da más confianza para enfrentarte a las situaciones o pruebas que te someterán”, afirmó Pearson.

La reacción de los clientes de Pearson antes y después de la sesión de corte de cabello es realmente conmovedora ya que estos se sorprenden por su cambio y se alegran de que esto pueda ocurrir.

La historia de Pearson en las calles es que hace ya varios años perdió su negocio, y en vez de hundirse en su amargura y estrés, lo que hizo fue trabajar como voluntario en una casa de hospitalidad.

Este peluquero de 51 años fue dueño de un exitoso salón durante muchos años, pero por una serie de dificultades con muertes en su familia y problemas de salud lo dejaron sin recursos para seguir manejándola.

Pearson tuvo un ataque en el corazón y no tenía seguro, por lo tanto estuvo un mes pagando, por lo cual se vio obligado a vender su negocio para conseguir eso que necesitaba, pagar su tratamiento y las facturas del hospital.

Mira con más detalles la historia de Pearson:

Pearson admite que este golpe es algo de lo que aún no ha podido recuperarse, pero aplica su talento para poder reconstruir la confianza en aquellas personas que no tienen hogar y que tampoco pertenecen a una comunidad como tal.

Uno de los pensamientos que tiene Pearson es que una persona que no tiene hogar, y que por ende está completamente descuidada en cuanto a lo físico, es una persona que posiblemente no tendrá opciones de trabajo y que no tendrá una oportunidad para lucir bien y poder salir adelante.

Es por esto que le explica a muchas de las personas que viven en la calle que a pesar de todo deben siempre lucir preparados y bien cuidados para cualquier oportunidad que en algún momento les pueda salir.

Pearson, con sus actos nobles y sus grandes ayudas a estas personas, está ayudándolos a tener un poco más de autoestima, a brindarles un corte de cabello gratis para que luzcan bien presentados y con suerte, para motivarlos a superar las dificultades y tratar de reconstruir sus vidas.

Siempre es importante actuar con mucho positivismo en la vida, aún cuando no se tenga lo realmente importante para vivir. De cualquier forma, si vivimos con energía positiva, a nuestra vida siempre llegarán noticias positivas. Además, si no puedes salvarte a tí mismo, salva al mundo, como dice Pearson.