Familia dolorida y llena de ira porque practicaron la eutanasia a su perro por error

August 28, 2018 15:10 By Fabiosa

Moses mordió a un empleado y fue recluído por 10 días en Control Animal para cumplir con el protocolo legal del estado, pero un día después de ser ingresado fue sacrificado por error.

Semanas antes del suceso, Moses, un perro de seis años, con nariz pecosa, mordió a un trabajador de mantenimiento que entró a su casa sin avisar, según la información compartida por Cproud.com.

A raíz de esto, sus dueños, Tony y Jennifer Wang, llevaron al hombre al hospital y notificaron a las autoridades del incidente, quienes les ordenaron que llevaran a la mascota al Control Animal del Condado de Tazawel.

Al día siguiente de haber acatado el mandato, la pareja recibió una llamada inesperada que les desgarró el corazón: Un empleado del instituto confundió a Moses con otro perro y le aplicó la eutanasia. 

"Ellos dijeron que lo mantendrían por 10 días en cuarentena para asegurarse de que todo estaba bien con él", dijo Jennifer. 

UN DAÑO IRREPARABLE

En un video de WMDB News Tony cuenta con lágrimas en los ojos como el funcionario de Control Animal le explicó que había sacrificado a su perro por accidente. 

"Le pregunté por qué lo hizo. Me dijo que no estaba pensando, que no verificó y que simplemente lo hizo", declaró Tony, mostrándose muy afectado por el hecho.

 

Por su parte, el Control Animal del Condado de Tazawel emitió un comunicado en el que reconocen y lamentan el error y aseguran que harán lo posible para evitar que una equivocación de este calibre se repita.
"El Condado de Tazewell revisará las políticas y los procedimientos para evitar que ocurra en el futuro"; reza el comunicado. 

Sin embargo, no hay disculpas que le alivie el dolor a esta pareja de haber perdido a su hijo de canino de seis años de edad. Por lo que en un intento de superar el trágico episodio, planean emprender acciones legales contra el organismo de control animal que les quitó la posibilidad de siquiera despedirse de Moses.

LAS PERSONAS EXIGEN RESPETO A SUS ANIMALES

"Si él necesitaba ser sacrificado porque era malo, que no es cierto, él merecía estar con su familia.. Hubiesemos querido ser los últimas rostros que viera antes de morir, no algún extraño molestandolo con una palo", acotó Jennifer.

Sin duda este fue un momento terrible para la pareja de Illinois, quienes como todo amo de mascotas, sufren cualquier daño inflingido a ellos como si fueran sus propios hijos. Por ahora, lo mejor que se puede esperar es que las instituciones respeten la vida de los animales que manejan.