Conoce a Zira, la perra que conquistó millones de corazones tras publicarse estas fotos de sus primeras compras

Animales

May 11, 2018 20:28 By Fabiosa

Una cachorrita llamada Zira se ha convertido en la sensación en las redes sociales con sus divertidas y tiernas fotos que le hizo su dueña durante un paseo por el supermercado.

Si eres muy pequeño y aún estás aprendiendo sobre las cosas y las personas que te rodean, incluso ingresar en una tienda puede parecer una experiencia alucinante.

Según información de Rolloid.net, precisamente eso fue lo que le pasó a la pequeña Zira, una perrita Corgi extremadamente adorable que vive con su dueña Jesse en Monterey, California.

Cuando ella y su dueña fueron al supermercado, Zira simplemente no pudo ocultar la emoción que sintió al visitar el lugar. Su gran sonrisa de oreja a oreja lo demuestra, y sin duda alguna alegrará tu día.

Su dueña Jesse dijo lo siguiente sobre la experiencia de su tierna mascota:

“Esta fue su segunda vez en el supermercado, pues la primera estuvo dormida todo el tiempo”.

¡Nos recordó tanto a Rose del Titanic, la forma en la que se apoyó en la parte delantera del carrito, viendo por primera vez el mundo de las compras! Se podría decir que le encantó la experiencia.

Zira es una mezcla de Corgi y Mini Aussie. Tiene solo 4 meses de edad, y está en plena etapa de buscar constantemente cualquier cosa que pueda morder o masticar.

Su dueña agregó lo siguiente: “Le encantan los juguetes nuevos, que chirrían, se doblan o rebotan. Y como ella es nuestra primera perra, ¡la mimamos tanto como sea posible!”.

Las fotos del increíble momento de Zira en la tienda fueron publicadas en Twitter por su dueña y han acumulado más de 487 mil likes y 127 mil retuits, brindando fama instantánea a la cachorra.

Durante su paseo por el lugar, la tierna cachorrita también hizo varios amigos. “Al cambiar de pasillos, nos encontramos con otras personas de compras y con sus mascotas en el carrito”, dijo Jesse.

“Una de las dueñas no podía dejar de hablar de cuán adorable era Zira. La perra empezó a lamer su mano, y a la mujer le encantó. ¡Incluso cogió a Zira y dejó que le lamiera su cara!”.